Historia de los Cátaros > Origen de los Cátaros > La cena secreta – 1

No hay que confundir con el otro tratado de igual nombre ”La cena secreta” del conocido novelista Javier Sierra, el cual se apoya en el cuadro de la “Última cena” de Leonardo da Vinci, en donde reseña novelescamente una interpretación del famoso cuadro escandalizando a los doctores de la Iglesia Católica.

La “Cena secreta” aquí relatada forma parte de los textos doctrinales de los cátaros IV, que sin ser escritos por ellos mismos, son manifiestos conocidos públicamente de una gran importancia, que nos han llegado hasta nosotros; También se conocen estos documentos por el nombre de “Preguntas de Juan” el cual habría formulado una serie de interrogantes formulados por el santo y dirigidos a Jesucristo en una “Cena santa del reino de los cielos”.También es conocido el documento cátaro como “La ascensión de Isaïas”.

Versión de Carcassone.

Versión idealizada que corresponde a la Creación, conde se hace una exposición muy pormenorizada, comenzando por la rebelión de Satanás, influyendo sobre diversos otros ángeles a fin de intentar engañar a Dios de su verdadera intención de oponerse al Creador, por lo que son todos ellos condenados y proscritos. Seguidamente bajo la égida del Génesis da una explicación de la creación de la cual surge Adán el primer hombre, seguido de Eva la primera mujer, a través de la cual Satán le influye a cometer desobediencia, perdiendo por ello a toda la humanidad. En consecuencia a tras tantas tribulaciones no obstante Dios promete que llegado el fin del mundo, resarcirá a los humanos que hayan sido fieles a sus mandatos la vida eterna prometiendo la gloria el disfrute en la contemplación del Creador junto con Jesucristo a su diestra, condenando a los ángeles caídos y a toda humanidad que con ellos han sido partícipes de todas las maldades castigándoles con el sufrimiento eterno.

Traducción de Viena:

Corresponde ello a las preguntas que hace el Evangelista y Apóstol Juan a Jesucristo en la “Cena secreta del reino de los cielos”. En donde el Salvador le da a entender a Juan que alguien le traicionará, ya que Satanás entrará en el cuerpo de Judas, toda vez el ángel caído prometerá la dominación del mundo con tal de que toda la humanidad se someta a todos sus mandatos.

Juan insiste en preguntarle a Dios sobre el diablo, los motivos de este en el intento de atraerse a Adán y Eva. En consecuencia Satán pretendría hacer suyo el mandato por el cual dominaría la tierra con la tentación implícita de que esta sería la fuerza empleada para oponerse a Dios, perdiendo por ello a toda la humanidad. Valiéndose Satanás de la serpiente a fin de conseguir la desobediencia hacia el Creador. Todo ello dando todo lujo de detalles con el fin de conseguir su maleficio fines en la prosecución del dominio del mundo.

El Salvador le expresa a Juan tras la pregunta de como se puede salvar la humanidad tras el pecado cometido por la humanidad, haciéndole saber este que por todo ello Dios permite que su hijo se presente en la tierra como única alternativa en la Redención de todos las gentes de buena voluntad, con la ayuda del bautismo, sin el cual la salvación no es posible ganar el perdón ni el disfrute de la vida eterna.

Juan también le repregunta a Jesucristo sobre el día del Juicio Final, el cual le explica muy detalladamente, la salvación de todas las gentes a las cuales se las juzgarán y se abrirá todos los libros de la tierra para juzgar las obras malas como las buenas, y por ello serán salvados o condenados; Los ángeles caídos serán precipitados al abismo tenebroso de sus horrendos pecados precipitándolos hacia el averno, que para ellos estará dispuesto por toda la eternidad.

El libro de los dos principios:

Este libro comprende; el “Tratado del libre arbitrio” el cual dice que dará conocimiento a todas aquellas gentes ignorantes de la verdadera fe, explicándoles a través de los testimonios de las divinas escrituras, argumentos fehacientes con el auxilio del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

El presente tratado a su vez está dividido en los siguientes ejemplos:

Los dos principios:

Se rechaza la teoría del principio único como aseguran los ignorantes, los cuales argumentan que eran buenos o bien malos, como dijo Cristo en evangelio de San Mateo, en que todo árbol que fuera malo no daría buena fruta, un árbol bueno no podría dar mal fruto, en conclusión existen dos principios por la fuerza de la razón y en el correcto discernimiento (Mit.,VII, 17-18).

De la verdad de Dios:

Reflejado en San Pablo en la “Epístola a los Romanos” (Ro.,XI, 33) que dice: “La causa primera está por encima del todo lo que se pueda decir”

Que Dios conoce todo de toda la eternidad

La cual dice que Dios conoce todas las cosas de toda la eternidad, el pasado, el presente y el futuro, incluso antes de que producirse este (Heb.,IV,13).

De la bondad, la santidad y la justicia de Dios:

Las tres principales cualidades de Dios, están probadas en los asertos anteriores ya señalados, por lo que nadie debe dudar de ellos. O como bien dice uno de los salmos que califican al Creador, es “Dios y juez igualmente justo fuerte y paciente!: ¿se enfada cada día? (Sal., XXIV, VII,12).

De la Omnipotencia de Dios:

Todo poderoso porque su palabra está llena de poder sin posible duda al expresarnos “¿Por qué haces eso así?” (Ec.,VII,3-4).

Primera proposición contra nuestros adversarios:

Es innegable que a la vista de la naturaleza divina de Dios, el cual conoce todo lo creado por él tanto antes de ser creado, lo presente creado y el venidero futuro por crear, ya que todo suceso pretérito, presente y futuro lo tiene previsto por si mismo-.

De la imposibilidad:

Dios sabedor por causa de su Providencia, que sabiéndolo todo en si mismo, por tanto al crear los ángeles sabía que unas legiones de ellos caerían en la maldad, y que al ser creados todo el conjunto de los ángeles prebeyó la transformación de una parte de ellos en demonios en pro de la libertad de la que les concedió; por razón de los dos principios que ya fueron establecidos, el Bien y el Mal.

Artículos relacionados

Documentación sobre los cátaros.

Vida espiritual de los cátaros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.