Volver al Home de LosCataros.com

PERE ROGER DE MIREPOIX

HISTORIA DE LOS CÁTAROS: PROTAGONISTAS EN LA CRUZADA CONTRA LOS CATAROS

PERE ROGER DE MIREPOIX

Personajes importantes que se vieron involucrados en las luchas contra los cátaros

Pere Roger de Mirepoix, de la Casa de Mirepoix, unos de sus más principales exponentes, hacia la causa de los cátaros, hasta el punto de recibir el “Consolamiento” por manos de los perfectos.

Pere Roger, colmó los deseos de los cátaros, al establecer en el Castillo de Montsegur centro principal del catarismo, que junto con su hijo Arnau Roger, ostentaban el mando de la fortaleza, aunque Arnau, ya fuera por seguir a su padre o falta de fe en la herejía, permaneció siempre a su lado, pero sin verse del todo influenciado por el catarismo.

Indirectamente Pere Roger, estuvo implicado en la causa de Avinyonet, cuyo origen de todo ello, fue propiciado por el caballero Ramón d’Alfar, su alcalde, el cual acogió a un grupo de inquisidores para reunirse en el Castillo de Avinyonet, pero al mismo tiempo envía un aviso al Castillo de Montsegur, informándole de la estancia del grupo inquisitorial, en el Castillo de Avinyonet.

En cuanto se tiene noticia de tal reunión, salen inmediatamente de Montsegur un grupo de soldados a los que se les unen gentes del Mas Santes Puel.les, cabalgan sin descanso toda la noche, hasta llegar silenciosamente a las puertas de Avinyonet, penetran en el castillo donde les aguardaba Ramón d’Alfar, portando cada uno de ellos, relucientes y afiladas hachas brillando a la luz de la luna. Alfar los dirige hacia la puerta, donde horas antes se habían retirado los inquisidores a dormir, tras consumir la cena. Los de Montsegur, con gran estrépito destrozan con sus hachas la puerta y blandiéndolas, las descargan con enorme furia sobre los cinco monjes y sus cuatro sirvientes, que dormían plácidamente, sin darles tiempo siquiera para entonar el “Salve Regina”.

Tan abominable e inusual comportamiento contrario a la doctrina de los cátaros, en un extraño acto que hasta el presente, (que se sepa), no se volvió a repetir, si bien no contó con la bendición de Pere Roger y la de su hijo Arnau, tampoco les impidieron esa salvaje acción, siempre negaron que entre la asesina expedición, hubiera algún perfecto, cosa de la que están seguros los historiadores.

Como jefes de Montsegur, Pere Roger de Mirepoix y su hijo Arnau Roger, dándose cuenta de la inminente caída del reducto cátaro, tras un año de duro asedio, la falta de alimentos, agua, y enfermedades que iban diezmando a sus defensores, decidieron tras consulta con los defensores: Las casas de los Ravat, los Marlhac, los Santmartí, los Roumengoux y los Barba, planearon la evacuación de muchos de los defensores, por un túnel secreto, así como el supuesto tesoro de los cátaros. Entraron en contacto con Ramón de Perella (co-señor de Montsegur), a fin de negociar una rendición, con el senescal Hug d’Arcis, por parte de los cruzados, que les fuera beneficiosa para con la familia de Pere Roger, su esposa Saura d’Amiel, y las hijas de Jordá de Perella, (hijo de Ramón),Alpaïs y Felipa.

Principalmente y entre otras condiciones, los defensores de Montsegur, solicitaron la benevolencia de un suave juicio, así como poder dejar libres a los defensores de los cátaros. No obstante concedidos estos favores por parte de los cruzados, no tuvieron piedad de unos 220 cátaros, entre perfectos perfectas y creyentes, a los cuales al pie de la inmensa mole montañosa de Montsegur, levantaron una grandiosa pira de maderos, donde quemaron a todos ellos.

Cabe resaltar que los perfectos, agradecidos a Pere Roger de Mirepoix, por la encarnizada oposición que ofrecieron por salvarlos y defender el Castillo de Montsegur, su cuartel general, le regalaron a Pere Roger, varias piezas de jubón, cortadas y cosidas por los propios perfectos.

Artículos relacionados

Castillo de Montsegur.
Montsegur se convierte en humo.
Ramón de Perella.