Volver al Home de LosCataros.com

CASTILLO DE MONTSEGUR

RUTA DE LOS CASTILLOS CATAROS: RUTA DEL PAIS DE FOIX

CASTILLO DE MONTSEGUR

La casa de Foix originarios de Carcasona, dominaban la parte oeste del Languedoc, con importantes castillos dignos de visitar.

El castillo de Montségur, es sin duda el lugar mas representativo que existe en la ruta de los cátaros, debido en parte al su trágico final, y la definitiva decadencia de la herejía cátara, dando pie sobre todo el castillo de Montségur, de toda una serie de leyendas, como supuestos significados exotéricos de todo tipo.

Montségur, según la leyenda, lo fundaron unos colosos hijos de Gerión, arrojando grandes piedras de un monte a otro, todas estas rocas de Montségur, las fue tallando el viento, hasta conformar la construcción del castillo.

La verdad es que el castillo de Montségur, fue construido sobre el pan de azúcar que representa la impresionante mole de la montaña, a 1200 metros de altura sobre el nivel de mar.

Por otra parte Montségur, carece de almenas, lo cual supone fue una construcción hecha para que sirviera de acogida y reunión a los cátaros, es no obstante Montségur una construcción de tipo militar, con todas sus paredes aun conservadas, pero su interior vacío, aun así este castillo de Montségu puede verse traspasando su puerta, una poterna, un gran patio vacío, y una escalera para acceder a las murallas, pero a la vista de sus vestigios el visitante fácilmente puede apreciar la vida que en estos espacios se realizaba.

Sobre el significado en la construcción del castillo de Montségur, y por coincidir el paso del sol al amanecer por las aspilleras de Montségur, tanto en el solsticio de verano como del invierno, se ha querido dar a Montségur un significado misterioso, exotérico o religioso, eso va a gusto de cada uno y de las distintas teorías de los estudiosos.

Alguna de esas teorías, dice que el castillo de Montségur se construyó sobre un templo maniqueo, precisamente por los dichos solsticios, cosa que por otra parte se dan en algunos otros castillos que no sean el de Montségur.

Lugar emblemático como no existe en cualquier otro sitio del catarismo, es el “Prado de los Quemados”, al pie mismo del castillo de Montségur, donde tras la capitulación de los cátaros de Montségur, a los diez meses de asedio que sufrió por parte de los cruzados, en este parado, se alzó una gran pira con troncos de madera y piedras, donde tanto los Perfectos como muchos de sus seguidores fueron quemados vivos, en una cantidad que pasaron de doscientas personas, todos a un mismo tiempo.

En este “Prado de los Quemados” en el año 1960, fue erigida una estela al estilo de la Edad Media, y junto al sendero que conduce al castillo de Montségur, rematada por una cruz patada, bajo la cual hay esculpida una cruz tricúspide, y bajo esta una inscripción de dedicada a los quemados del castillo de Montségur.

Vale la pena subir por el sendero que conduce al castillo de Montségur, tanto para acariciar las veneradas piedras de los cátaros, para poder disfrutar del excelente paisaje que desde allí puede contemplarse, en primer lugar Plantaurel, los cultivos del valle del Aude, el macizo de San Bartomeu, y al pié del castillo de Montségur, se puede ver el pequeño pueblo de Montségur, con sus tortuosas casas, y tiendas sobre temas exotéricos, cerca del cual visitaremos el pueblo de Occitadelle, con su conocido restaurante, en donde contiene una galería de arte, y una librería, con un amplio material sobre castillos de la ruta cátara.

Para las fiestas de San Juan, las poblaciones de los alrededores, peregrinan al castillo de Montségur ya que para ellos representa un lugar muy emblemático, tanto en el sentido religioso, exotérico, como la significación que tuvo la anexión del Languedoc a la corona francesa, y su pérdida de autonomía.

El castillo de Montségur, es conocido en toda Occitania, por su misterioso contenido de tipo religioso, exotérico, y las variadas leyendas que sobre Montségur, se ha tejido a través de los tiempos.

Se dice por ejemplo que, en el castillo de Montségur el 23 de Agosto, se concentraban las gentes del lugar, para contrarrestar la austeridad religiosa de la época, organizando, fiestas, bailes y según se dice hasta orgías, que la Inquisición siempre perseguía.

En las excavaciones de Montségur, se encontró la célebre mano de “Morenci” con los cinco dedos cortados, esculpida en esteatita, mineral que tan solo se encuentra en Andalucía, otro misterio que se añade a muchos mas.

Según varios autores es conocida la creencia, que en el castillo de Montségur, fué custodiado el famoso “Grial”, así como el tesoro de los cátaros, de donde existe la leyenda del lago junto al castillo de Montségur, al cual, si se arrojaba una piedra, estallaba una pavorosa tormenta, a fin de aterrorizar a los buscadores del tesoro cátaro de Montségur, y desistieran de tal empaño.